Historias de terror: Acné

Por estas fechas de día de Brujas (y todo el año) no hay cosa más terrorífica que el acné y yo les cuento mi historia.

Generalmente no escribo sobre de temas de belleza o salud, más bien suelo enfocarme a temas relacionados a tendencias, moda e inspiración, pero decidí hacer esta entrada porque sé que el acné puede ser una de las cosas más frustrantes a las que te puedes enfrentar en tu día a día. Quiero compartir con ustedes mi propia experiencia porque hay miles y miles de mitos alrededor de este tema y es fácil perderse entre tantos, cuando lo cierto es que cada persona es un caso particular y depende de muchos factores.
Esta es mi historia: Cuando fui adolescente no tuve este problema, en realidad fue la mejor época de mi piel y si pudiera viajar al tiempo y decirme algo a mi yo de 16 años le diría: -Por favor, no te maquilles tanto, no lo necesitas (mi mamá me lo dijo, pero a esa edad uno no hace caso).
En mis primeros 2 años de los 20’s empecé con problemas de acné en la frente, que yo atribuyo a problemas hormonales, factor hereditario y sensibilidad en la piel, esta época fue cuando empecé a utilizar protector solar,limpiadores faciales y maquillajes derrmatológicos  por lo que el problema no se hizo más grave pero sí me quedaron marquitas por “pellizcarme”(moraleja: no lo hagan).

Acne cherie clementine↑Mis marquitas↑

Así llegamos hasta este año, a mis 24 años mi piel comenzó a cambiar muchísimo, se hizo súper grasa, con los poros más abiertos y puntos negros ¡HORROR! al principio pensé que era una rachita, pero después empecé a preocuparme porque no se quitaba.

Analicé qué había cambiado en mi rutina diaria, pero nada, no tenía shampoo nuevo, ni cremas faciales nuevas, ni productos nuevos que pudieran estar haciendo la reacción. Por ese tiempo estuve tomando proteínas de suero de leche para hacer más músculo con el ejercicio (hago ballet) y debido a la grasa que contienen a veces pensé que podría ser eso, entonces lo dejé y funcionó por unos días pero volvió.

acné cherie clementine

El segundo paso fue ir al ginecólogo a ver si había algún problema hormonal o quistes, dicen que los quistes pueden causar acné, pero nada, no era eso, y mi búsqueda llegó finalmente al consultorio del dermatólogo. El diagnóstico fue que no había nada raro, que el acné en adultos es normal y que a veces no se quitaba, que solo siguiera mi rutina de limpieza y poner una crema en los brotes. Pero yo sentía que había algo, algo más, que estaba ocasionando el problema.

Como posible solución, retomé un tratamiento que el año pasado interrumpí de anticonceptivos, porque ayudaban a quitar los granitos, pero no estaba resultando tan bien como antes y decidí que no quería seguir tomándolos solo para quitarme los granos (además es un gasto extra).

Entonces por casualidad, resulta que me enfermé del estómago, llevaba un tiempo con molestias y me pusieron una dieta por unos días sin nada de lácteos, harinas, grasas ni nada, básicamente solo carnes blancas, frutas y verduras… Y a los días de empezarla el problema se redujo, noté menos brotes y mi piel se empezó a normalizar.

A pesar de continúo con el tratamiento y la dieta hoy, me di cuenta que había estado consumiendo muchísimas galletas y panes, probablemente el gluten o las harinas refinadas sea lo que me agrava el problema. El punto de toda esta historia es que el cuerpo reacciona siempre a lo que no le hace bien por medio de signos, que a veces ignoramos, yo había estado abusando de los “postrecitos” y de alguna manera sí sabía que debía bajarle porque sospeché que también me estaba afectando.
Después de darme cuenta de todo esto, decidí que puedo seguir comiendo de todo, tomar más agua, frutas y verduras,  fijarme en  no caer en excesos al comer, ser consiente de las cosas que me hacen daño y seguir con la rutina normal de limpieza.

acné cherie clementine

Sinceramente el acné no es algo que se quite al día siguiente, es un problema que a veces llega a acabar con la autoestima de las personas, yo me sentí frustada por no saber la causa, que se agravara y que estuviera un problema cuando aparentemente nada lo estaba causando, verme al espejo con tantas imperfecciones me hacía sentir ansiosa y el mismo tiempo eso lo hacía más grave.

Darte el tiempo de checar que todo esté en orden en tu cuerpo y mente es básico, hacer un espacio en el día para comer adecuadamente, ponerte mascarillas, hacer ejercicio y cuidarte hace la diferencia, escucha a tu cuerpo <3

tumblr_nwiyxmBbtO1ut1kpfo1_1280

-Clementine B.

Historias de terror: Acné

ANNIVERSAIRE GIVEAWAY- Aguamala

Historias de terror: Acné

Support Your Locals

Newer post

Post a comment