Tendencias ridículas

En un mundo donde las noticias viajan tan rápido como la luz y  podemos saber qué está pasando al otro lado del globo en tiempo real,  han surgido cosas positivas, como el acercar al a gente que está lejos, mejorar la comunicación, pero también han creado tendencias sin sentido que muchos se empeñan en seguir.

Hablando con mi clase en  un curso de arte hace algunas semanas, tocamos el tema de por qué la delgadez era tan alabada hoy en día, las respuestas que la defendían en sus mayoría decían que los extremos eran malos (estoy de acuerdo) y  que ser “gordo” estaba mal “por salud” y que era “más sana una persona delgada”, postura con la cuál yo no estoy completamente de acuerdo (y de la cuál ya hablé en mi post “La famosa belleza real y la perfección”). La plática me llevó a pensar en todas esas tendencias y retos iniciados por artistas o figuras públicas que navegan por las redes sociales y que simplemente no tienen sentido, que invitan a métodos extremos para alcanzar la perfección o encajar en estándares imposibles.

Por supuesto el mundo de la moda está muy ligado a todo este tipo de situaciones, ya que muchas veces son modelos o actrices las que las inician y siguen, incluso las mismas marcas en sus campañas de manera sutil refuerzan el estándar establecido por dicha tendencia.

Por ejemplo el sonado “#KyleJennerChallenge” consistía en succionar una botella en la boca para simular unos labios gruesos, inició por Kyle Jenner y generó miles de fotos compartidas de personas haciendo el reto. Algunos de ellos resultaron en simples imágenes cómicas de ellos mismos con la boca enorme, en otros casos en inflamaciones severas y labios reventados. Quizás comenzó siendo una simple broma, pero vaya que resultó una tendencia bastante tonta que afectó a muchas personas jóvenes.

tendencias tontas cherie clementine tendencias tontas cherie clementine

Otro retos absurdos que surgieron hace poco y que se hicieron famosos por la gran cantidad de fotos subidas, fueron el #BellyButtonChallenge, que consistía en tocar el ombligo pasando el brazo por detrás, rodeando la cintura, el”Bikini bride” también famoso en Instagram y que es el hueco que queda entre el calzón del traje de baño al huesito de la cadera. Y por último, el #CollarboneChallenge que animaba en colocar monedas u objetos en la parte de la clavícula. Todos estos “retos” con el objetivo de  probar que eres lo suficientemente delgada para poder hacerlos.

tendencias tontas cherie clementine2 tendencias tontas cherie clementine3 tendencias tontas cherie clementine 4

Así como estos desafíos donde se alaba la delgadez, está la tendencia de tigh gap que lleva ya algunos años presente y que consiste en la separación entre una pierna y otra, donde las piernas son tal delgadas que no se tocan. Aunque mucho tiene que ver en la genética (yo soy delgada y no tengo esa separación tan marcada) y en la forma de las piernas, muchas chicas se han puesto la meta de lograr tenerlo.

tendencias tontas cherie clementine 6 tendnecias tontas cherie clementine 5

A pesar de que esto de acuerdo con la libertad de elegir cómo ser, creo que este tipo de “inspiración” resulta ridícula e invita a fortalecer cánones de belleza extremos, llegando a ser absurdos y que desgraciadamente a quienes más afectan es a las mujeres jóvenes, sobre todo. Lo alarmante además, es el hecho de la gran cantidad de personas que se unen estos retos subiendo sus fotografías a las redes sociales para exponerse.

Creo que un un mundo donde este tipo de cosas están en todos lados y son difíciles de ignorar, lo importante es reflexionar acerca de lo qué seguimos y lo que no, lo que nos arriesga y lo que nos hace sentir mal. Para mí todas esta tendencias solo evidencian poco carácter y lo obsesionados que estamos por tener atención  y aprobación en redes sociales, no digo que no subamos nuestras fotos y compartamos con los demás sino que más bien pensemos más sobre qué tanto nos importan todas estas “tendencias” pues al final no parecen beneficiarnos en nada y solo alimentan estereotipos, los estereotipos con los que hemos intentando luchar desde toda la vida.

-Clementine B.

Tendencias ridículas

Pocas prendas, muchos cambios

Tendencias ridículas

Paulina Guerrero: Lapsus

Newer post

Post a comment