Un asunto de vintage

A veces las prendas que siempre has soñado no están en una tienda departamental ni en una boutique sino en pequeños bazares de ropa de segunda mano o en un puesto de “tianguis” donde menos te lo esperas.

Cuando estudiaba y tenía más tiempo para hacer otras cosas, solía comprar prendas o accesorios usados. Sí, al principio resulta rara la idea de usar ropa de alguien que no sabes quién fue (y si está vivo),  sobre todo cuando estás parada ante una pila inmensa de ropa y no sabes por donde empezar. Luego empiezas a escarvar y encuentras cosas diversas, entre ellas prendas que te enamoran a primera vista y otras que no entiendes quién las usaría.

La parte atractiva de la ropa vintage es que es increíblemente barata, yo llegué a comprar blusas de $10 ¡Sí, diez pesos!  Incluso cuenta la leyenda  que una conocida encontró un bolso Chanel original en un bazar y lo compró por $50, cabe mencionar que es una leyenda, dicen, quizás es cierto y si lo es ¡Qué suerte!

Para el artículo de este mes (marzo) estuvimos en Prímula Bistro (un restaurant cerca de Chapultepec muy agradable y con comida súper rica) y usamos prendas de Golden Gull, una marca que se encarga de rescatar y restaurar prendas que cuentan historias, listas para que tú las uses y les des una nueva vida. Además de tener prendas de todas épocas, también tiene bolsos, lentes, anillos y todo listo para usarse (lavados con jabón y limpios de malas vibras). Golden nos explicó que la ropa vintage no solo consiste en prendas o estilos de los años 40, sino que abarca toda aquella prenda que sea de otra década y que merecen otra oportunidad. La propuesta que armamos fue con ropa de distintas épocas, incluso hubo varios looks en los que coincidimos que eran iguales a los outfits que tenían nuestras mamás cuando eran más jóvenes y que ojalá hubieran guardado todo, porque hoy están de vuelta y podríamos re usar.

El concepto básico que quiero resaltar que no importa el precio de las prendas,  lo más importante (para mí) es el estilo que cada persona hace suyo, no es un pecado comprar ropa o accesorios baratos, o usados o otros muy caros, hay muchas ideas y elementos para usar que resaltan tu personalidad ¿Te animas a comprar vintage?

¡Bienvenida primavera!

-Clementine

vintage cherie clementine  DSC_0901 vintage cherie clementine vintage cherie clementine

vintage cherie clementine  DSC_0845 DSC_0837 vintage cherie clementine

vintage cherie clementine DSC_0746 vintage cherie clementine

vintage cherie clementine vintage cherie clementine vintage cherie clementine    vintage cherie clementine

creditossd copy-Recovered

Un asunto de vintage

El estilo de los collabs

Un asunto de vintage

Golden Gull Giveaway

Newer post

Post a comment